Vivir el tiempo

“Tienes todo el tiempo que necesitas”

Estaba curioseando entre los estantes de la tienda y de pronto me encontré atrapada por esta frase que colgaba escrita en un cartel. Sin duda era una llamada de atención, un recordatorio: entre estas paredes no existe la prisa, el tiempo nos pertenece.
Enseguida saqué mi libreta y copié esta frase por dos motivos, primero para no olvidarla, segundo para interiorizarla, realmente necesitaba creer que, de ahora en adelante, soy dueña de mi tiempo y tengo todo el que me haga falta.
Si miro hacia atrás me veo venir hasta aquí corriendo, consumiendo los días a golpe de manilla de reloj, todas las horas perfectamente compartimentadas y programadas, sin sitio para la improvisación. Si reflexiono me doy cuenta de que los años y los días han dado de sí, he hecho muchas cosas pero en el empeño de hacer unas y acometer otras tal vez lo que no he podido hacer es detenerme lo suficientemente a disfrutarlas.
Quizás por ello esta frase me recordó que………

¡Regístrate y lee el resto del artículo!