Viaje Por La Dependencia

Cada noche es una sorpresa.

4.32 AM Acabo de bajar a cambiarle el pañal. Hoy “DESASTRE TOTAL”, se lo había quitado y también el parche para la úlcera, no sé si al final la vamos a poder curar. Me han hablado de unos monos que llevan una cremallera por detrás, creo que mañana iré a comprar uno.

Hoy la paradoja es que mi hija cumple 23 años y yo me dedico a cambiarle los pañales a mi madre de 85. La vida que da la vuelta

!!! Tengo en casa a un bebé de casi 86…. Que Dios, o quien sea, me ayude!!!!

Hace 23 años cambié el primer pañal de mi vida, eran pequeñitos comparados con los de ahora, y sobre todo daba igual lo que contuvieran, su significado era de vida, alegría, proyectos, en resumen FUTURO.

Hoy éstas connotaciones no existen y los pañales de ahora llevan dentro tristeza, decrepitud, enfermedad, el futuro no se contempla por que podría ser incluso peor.

Una Casa Residencia

Tenemos la casa tomada por  andadores, sillas de ruedas, cojines anti-escaras, hasta una rampa en la entrada.

Lo que en su momento supuso un elemento de juegos para mis hijos, que subían y bajaban las cinco escaleras de la entrada inventando infinidad de historias, hoy se ha convertido en una barrera inaccesible y que hemos sorteado colocando una rampa de no sé cuantos metros, para que yo sea capaz de subirla, empujando la silla de ruedas con mi madre dentro, claro.

De las pastillas casi mejor no hablar, el protector gástrico, para la tensión, para el colesterol, para el parkinson, para los efectos secundarios de las pastillas para el parkinson, para dormir, en fin…

!!! Yo me pregunto PARA QUE??????

Nos esforzamos por alargar el ciclo vital, sin darnos cuenta de que lo que conseguimos no es una vida plena y que esos recuerdos que acompañan a cada persona, poco a poco se van diluyendo en las miserias del final de la vida, y por muy bonitos que hayan sido la realidad es contundente y los sobrepasa.

Esta mujer que me dio la vida, que me cuidó cuando estuve enferma, que se ocupó de su casa, de su familia, que siempre estuvo dispuesta para ayudar a la familia extensa, que guardó las apariencias cuando las cosas no eran como debían ser, que siempre estuvo en su sitio….., se ha convertido hoy en otro concepto de SER, y depende tanto de mi que a veces un escalofrío me recorre el cuerpo y la responsabilidad me abruma tanto, que me planteo si seré capaz de estar a la altura de sus necesidades.

Luego la realidad del día a día, me pone en el sitio que corresponde y las cosas van fluyendo casi sin pensar, mejor sin pensar.

Sobre todo hay algo, que no por oírlo mucho deja de impactarme y sobrecogerme…..,

Ahora, ella me llama MADRE, a veces incluso MAMA.

¡Regístrate y lee el resto del artículo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.