Mi lista de las cosas felices

Lo más pequeño

Hace unos días alguien me propuso hacer una lista de las cosas que me hacen feliz y el porqué. Lo primero que me sorprendió, en cuanto me puse a la tarea, es que son infinidad las cosas felices que podía incluir en mi lista pero son cosas tan pequeñas que pasan desapercibidas, con la modestia y la timidez de lo insignificante.

¿Porqué, me pregunté, ponemos el foco en lo que nos molesta y nos irrita en vez de en lo que nos proporciona bienestar y alegría?

Pues posiblemente porque (al menos en mi caso) magnifico lo desagradable y paso por alto los momentos diarios que me hacen sentir bien.
Este es un trocito de mi lista de las cosas felices:
Primero – El despertar. Desde que perdí mi empleo desayuno en casa con la primera luz del sol entrando por la ventana y saboreo mi taza de café sin mirar el reloj mientras la radio me canta la actualidad del día. Es mi primer momento de felicidad cotidiana.
– Segundo – El sol. Hasta hace unos meses la vida transcurría en mi casa sin que yo estuviera en ella, en estos meses me he dado cuenta, por ejemplo, de cuanto sol invernal (ése que tanto me gusta) ha quedado desperdiciado porque yo no estaba para recibirlo. Por eso un motivo de felicidad diario es ir desplazándome por mi casa persiguiéndolo y reconocer y disfrutar de cada rincón iluminado.
–  Tercero – 

¡Regístrate y lee el resto del artículo!