Grecia: La hora de los valientes

De un tiempo a esta parte Grecia ha dejado de ser un deseado destino de vacaciones, un país bello por su enclave y por conservar en pie las ruinas de lo que fue la cuna de la filosofía, el pensamiento, el placer y, paradojas de la vida, de la democracia, para pasar a ser dos nombres propios: Alexis Tsipras y Yanis Varufakis.

La situación de Grecia, que desde hace semanas mantiene un pulso desigual con Europa, me ha traído a  la memoria la historia de David y Goliat. El gigante Europa, seguro de su superioridad, acosa y amenaza; Grecia, pequeñita, a punto de la bancarrota, resiste con dignidad.

Sobreponiéndome al bombardeo de noticias constantes y opiniones encontradas intento mantener mi propio punto de vista que no puede permanecer impermeable, lo admito, a los comentarios de personas cuyo juicio comparto y admiro.

Nos habíamos acostumbrado de tal manera ….

¡Regístrate y lee el resto del artículo!