Cambios a los que es absurdo resistirse

Es comprensible que, de primeras, nos resistamos a los cambios pero antes de descartarlos es conveniente tomarse un momento y considerar los beneficios que puede proporcionarnos.

Seguro que todos hemos tenido la experiencia de empezar a trabajar en un sitio en el que observas como los compañeros más antiguos siguen anclados a una manera rudimentaria de trabajar aunque esta sea más costosa, lleve más tiempo y resulte incluso inútil.

Me viene a la cabeza una empresa en la que estuve trabajando 3 años y en la que ya se habían implantado los ordenadores y todos los documentos estaban digitalizados. Pues bien, en mi departamento había una compañera que…

¡Regístrate y lee el resto del artículo!